Fitness pro: 5 ventajas y beneficios de ir al gimnasio con frecuencia

Si buscas tener un estilo de vida fitness pro, comprometerse con ir al gimnasio es una de las primeras opciones, si realmente buscas tener una nueva rutina y mejorar la salud pero, ¿Cuáles son las ventajas que todo esto tiene?

Practicar ejercicios de forma frecuente tiene muchos beneficios, sin duda, ya que nos ayuda a mantenernos activos, a eliminar el exceso de grasas, a quemar calorías y también a bajar de peso, con esto podemos tonificar los músculos, eliminar toxinas, controlar el apetito, mantener una buena calidad del sueño o eliminar el estrés, ya que nuestra mente se activa, y el resultado es que nuestro ánimo mejora.

Mantenernos en movimiento es lo importante, pero a la hora de organizarnos y saber cómo hacerlo tenemos diferentes opciones. Una de las más comunes es ir a un gimnasio y contar con el apoyo de un entrenador.

Ventajas y beneficios de ir al gimnasio con frecuencia

Hacer deporte y distintas actividades físicas es una de las cosas que cualquier persona debería hacer regularmente a lo largo de toda su vida, y aunque es algo obvio, siempre recomendado por médicos y distintos especialistas en salud, no todo el mundo lo hace o tiene este hábito.

A continuación algunas ventajas y beneficios de hacerlo:

1.- Haciendo distintos tipos de ejercicio físico te sentirás mejor

El ejercicio físico frecuente es una forma de sentirte mejor contigo mismo, pero, ¿por qué ocurre? Las actividades exigentes y las que son más intensas nos hacen sentir mejor, gracias a que generan más estrés en el organismo. Éste libera endorfinas y nos induce a una mayor sensación de felicidad después de cada actividad.

Nota: Existen distintos tipos de ejercicios físicos. Los que mejoran tu salud y la capacidad física pueden ser:

  • Resistencia.
  • Fortalecimiento.
  • Equilibrio.
  • Flexibilidad.

2.- Ir al gimnasio mejora tu calidad del sueño

Ir al gimnasio mejora tu ritmo de vida. Las actividades te recargan las pilas, también aumenta tus ganas de ir a descansar a la cama. Recuerda, debes evitar ir al gimnasio justo antes de dormir, ya que no es recomendable, entonces lo mejor es planificas tu entrenamiento durante horas del día. Puede que llegar a casa tarde con el cuerpo muy activo haga que sea difícil dormir.

También te puede interesar: Ejercicios en casa: Aprende estas 6 rutinas para entrenar con bandas elásticas

3.- Quemar calorías y mejorar el aspecto físico

Entrenar de forma regular, junto al hábito de comer saludable, te ayuda a prevenir la obesidad, te ayuda a tener un vientre o abdomen más plano y subir la autoestima. Como ya sabes, la buena alimentación y el ejercicio físico son un dúo potente.

Ir al gimnasio aumenta la quema de calorías. Por este motivo, es necesario reponer, junto a toda la energía gastada, estas calorías a través de una buena y variada dieta. De esta manera podrás seguir un estilo de vida sano.

4.- Ayuda a evitar y combatir enfermedades

Si te preocupa tu salud cardiovascular o las enfermedades del corazón, ir al gimnasio y hacer ejercicio te puede ayudar a combatir esto. Además, no importa cuál sea tu peso actual, mantenerse activos haciendo ejercicios incrementa el colesterol bueno.

Por otro lado, el ejercicio también te ayuda a disminuir los triglicéridos no saludables. Tu organismo podrá mantener el flujo de sangre bombeando suavemente, y eso ayuda a reducir el riesgo de padecer distintos tipos de enfermedades asociadas al corazón.

5.- Estarás más fuerte físicamente y mentalmente

En cuanto a lo físico:

Si entrenas con pesas, eso te ayuda a ser mucho más fuerte, y eso es una ventaja grande, ya que muchas actividades de la vida cotidiana te resultarán más sencillas. Por ejemplo, podrás cargar más fácilmente las bolsas de compra en el supermercado o levantar del suelo cosas pesadas sin complicaciones.

En tus rutinas, asegúrate de incluir movimientos que requieran la participación de varios músculos al mismo tiempo, y esos pueden ser:

  • Sentadillas.
  • El peso muerto.

En relación a tu salud mental:

Realizar actividades físicas constantemente te enseña a esforzarte, y de manera general eso se traduce en perseverancia, disciplina y superación. De esta manera aprendes a ser más productivo y a trabajar enfocándote en tus objetivos. Tu mente se fortalecerá porque el entrenamiento te va a mostrar qué enfrentándote a tus miedos y superarte a ti mismo puede ayudar a que logremos alcanzar metas personales.

¿Te interesa recibir información sobre productos y otros consejos relacionados a actividades físicas?, el newsletter Never Mind puede ser para ti.

Únete a la conversación

CARRITO 0